TEMA

Pequeño adelanto (FLOR SWEET)

¿Te gusta esta canción?

Redes sociales de la banda

Entrevistamos a Florencia Sweet, líder de Flor Sweet que se encuentra a 1 o 2 meses de sacar su nuevo disco, del que nos prometen mantenernos informados. Les tomamos la palabra 🙂  

Como estamos a la espera del nuevo material, os dejamos aquí, para abrir boca, una grabación realizada a principios de este mes  junto con Cami LaCeleste. 

¿Cómo y cuándo surgió la idea de ser cantante?

Desde chica. Escribía mucho, en formato canción, sobre aquello que no me gustaba y quería cambiar, sobre amor, jugaba a hacer rimas, inventaba melodías y luego grababa todo en cassettes. Después me aboqué a la danza y al teatro. Pero nunca dejé de cantar y siempre fue lo que más me gustó.

Lo que sí surgió en los últimos años fue una profesionalización que coincidió con un momento personal de querer concretar deseos inconclusos, en los que se encontraba el canto, compartir mis canciones, y decidir construir desde allí hoy.

¿Cómo definiríais el estilo de tus canciones?

Como cantante fui atravesando diversos géneros musicales. A la hora de realizar composiciones usualmente nacen en formato “folk” pero con claras influencias del blues, de la bossa nova, del rock, incluso del jazz o del funk.

Lo cierto es que tengo muchas canciones y no había grabado nada. cuando comenzamos a construir la idea del EP que vamos a lanzar la segunda mitad de este año, primer disco, surgió la duda de cómo poder resumir esa versatilidad y transmitirla a partir de un solo género que los amalgame y en donde yo también me sienta definida; y que pudiese, además, acoplarse a los tres idiomas en los que canto. Y nos encontramos en el soul.

¿Habías participado anteriormente en otras agrupaciones?

Estuve cuatro años en una formación de música Country-Bluegrass, haciendo covers de clásicos en inglés, y hace dos años que acompaño al proyecto de Afo Aronna, “Ines Anis”, una hermosa banda de rock argentina. En el 2018 tuve el placer de grabar coros en el cuarto disco de ellos, “Un Stop a la Bestia”, que se puede encontrar en todas las plataformas digitales.

¿Qué te gustaría transmitir con tu música?

La música es la manera que yo elijo para expresarme tanto desde las melodías, la escritura como la interpretación a través de la voz. Cada canción en particular transmite algo en concreto: relata experiencias, historias, cómo atravesar circunstancias, cómo me siento hoy…  Me gustaría generar empatía, extender una invitación a conectarse cada uno con lo sentido, la propia voz, a conectarnos con los otros, con el mundo, generar conciencia; e invitarlos a la acción, a sembrar, a construir desde el amor.

¿Cuáles son tus principales referencias musicales?

Escucho mucha música, siempre lo hice y por etapas.

En mi casa se escuchaba mucho jazz y tango, todo sobre los Beatles, rock sinfónico, folk y rock nacional argentino, entre los que ponderaban Mercedes Sosa, Charly García en todas sus formaciones, Divididos, Fito Páez y las Blacanblus; y música uruguaya.

En plena adolescencia, me conecté con el rock (The Rolling Stones, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Led Zeppelin, Pink Floyd, The Doors, Queen) y a la par con el Blues y la Bossa Nova. Desarrollé una gran admiración por las intérpretes femeninas como Ella Fitzgerald, Aretha Franklin, Etta James, Janis Joplin, Elis Regina. Me fascinó un cd doble de Gal Costa cantando Tom Jobim y empecé a aprender a cantar portugués por fonética, y a investigar sobre cantautores brasileños.

Tuve una etapa de enorme enamoramiento por Luis Alberto Spinetta y hoy compongo con esa influencia siempre latente.

Escucho música todos los días, en mi trabajo, en casa, voy a ver bandas y solistas de mi país, pido que me recomienden discos todo el tiempo. Es un gran ejercicio para nutrirse.

Ahora me encuentro escuchando mucho a Erykah Badú, Nai Palm, Neil Young, Childish Gambino, D’Ángelo, Liniker e os Caramelows, me gusta el trabajo de fusión que está realizando Rosalía; todos ellos fueron una gran influencia para el EP que se viene.

¿Cuál diríais que ha sido tu evolución hasta llegar a lo que hoy compones? ¿Has pasado por diferentes estilos, etapas, decisiones importantes?

Todo es una decisión y es importante encontrar el disfrute en cada etapa.

Creo que primero, fue un camino de reconexión con aquello que me trae más plenitud que es la música. Luego fue tomar la decisión de compartirlo, que no es menor, siempre hay cierta vergüenza a la exposición o al ridículo. Después del “cómo compartirlo”.

Es importante ser constante, profundizar y trabajar mucho para que las canciones tomen otra dimensión que la primaria. Hay algunas que bastan tenerlas en formato acústico/folk, a guitarra y voz funcionan perfectamente. Las canciones elegidas para el EP, por ejemplo, pasaron de ser tocadas en la guitarra, a estructurarlas con otros músicos y más instrumentos, guitarra eléctrica, teclados, bajo, baterías electrónicas; y en esta última etapa antes de sacar el material, sumando arreglos de vientos, cuerdas y coros.

¿Cuál es tu canción favorita?

Me gustan muchas canciones. Hay dos que producen esa sensación de caricia cuando las escucho, supongo que por ser de cuna, que son: “duerme negrito” y “summertime”.

Y como disco preferido, por ejemplo, me gusta “Artaud” de Luis Alberto Spinetta y Pescado Rabioso.

¿Quiénes te acompañan en este proceso?

A nivel musical hoy, me acompañan para el disco Lautaro D’Amato en la producción, armado de baterías y mezcla. Como banda de base: en guitarra eléctrica Franco Cicerone, que siempre me acompaña a tocar acústicos en formato dúo; teclado Amadeo Cuevas y bajo Sebastián Martín Vargas. Y se unieron a hacer arreglos en saxo y flauta traversa Jordan Mazza Falcón, en acústica y criolla Lucas “Vasco” Inchaurraga, arreglos de cuerdas y violines Bárbara Portada Escalada, y en Cello Lucía Gómez. En coros Mariana Arrabal y Camila Celeste Ramírez. Y tuve el agrado inmenso de tener para una canción como invitado a un hermoso amigo y ser humano, Dizzy Espeche.

Siempre fotografiando la talentosísima Rosario Pasquale.

Y a nivel personal, mi abuela, mi madrina, y muchos amigos que son abrazo y soporte, incluyendo a músicos y guías como Afo Aronna y Sol Bassa.

Fotografías de Rosario Pasquale