TEMA

Amores (JOSÉ SOBA)

¿Te gusta esta canción?

Redes sociales del artista

(Fotos de Eduardo Ancel)

¿Cómo y cuándo surgió la idea de ser cantante?

En mi familia andaba una guitarra que había pasado por mis hermanas y uno de mis primos, pero no se habían “hecho amigos”, estaba sola la guitarra, así que -más o menos- a los 9 años mis padres me proponen aprender guitarra con un profesor del barrio (Roberto Pereira, quién a su vez estudiaba con Larbanois). Querían que hubiera alguien en la familia que le pusiera música a los encuentros (estoy eternamente agradecido con ellos). A partir de allí, no paré de aprender canciones y cantarlas. Conocí el cancionero popular uruguayo, argentino, brasilero… etc.

¿Cómo definiríais el estilo de tus canciones?

Es el género canción, voy del rock, al funk, la milonga, la zamba y el candombe por nombrar alguno de los estilos, el denominador común es la canción y la sonoridad.

¿Habías participado anteriormente en otras agrupaciones?

Sí, desde los 12 o13 años fui formando grupos, bandas, dúos… con diferentes nombres, en cada uno de ellos proponía y componía algunas canciones. Siempre me gustó tocar con otros músicos, se aprende muchísimo.

¿Qué te gustaría transmitir con tu música?

Luz, paz, ritmo,… es muy difícil definir en palabras, tiene que ver con las sonoridades y texturas de la música. Mi intención es que la escucha sea un movimiento, un momento de viaje a un buen destino.

¿Cuáles son tus principales referencias musicales?

Caetano Veloso, Gil, Rada, Jaime Roos, Mateo, Cabrera, el Darno, Viglietti, Zitarrosa, Jorginho Gularte, Spinetta, Mercedes Sosa entre muchos otros.

¿Cuál diríais que ha sido tu evolución hasta llegar a lo que hoy compones? ¿Has pasado por diferentes estilos, etapas, decisiones importantes?

El primer disco “Agua Fiera” (Perro Andaluz, 2001) era con una formación de trío rockero (batería, bajo y guitarra eléctrica) donde predominaba el funk, pero también había canciones en ¾, es decir, que manejábamos una paleta musical amplia. Ya el segundo disco “De tripas, corazón.” (Perro Andaluz 2006) fue un show en vivo básicamente a guitarra y voz, con la canción en su formato más íntimo. Trato de hacer cosas diferentes en cada disco.

En éste último (Creo, 2019) hay zambas, candombes, milongas, bombos legueros, tambores de candombe, guitarras eléctricas, chelos, violines y flautas.

¿Cuál es tu canción favorita?

Mmm. Es muy difícil esa pregunta. Se me vienen muchas a la mente, seguramente es alguna de los músicos que acabo de citar.

¿Quiénes te acompañan en este proceso?

Mi familia. Adriana, además de mi compañera y madre de dos hijos, me ayuda en toda la parte de producción. Amigos, y músicos como José Gómez, con quienes venimos trabajando ya hace 10 años. Ya he grabado con él 4 discos. Con Julián Mourin, músico, compository productor del último disco, llevo compartiendo escenarios y proyectos desde el 2011. Con Andrés Lijtmaer, batería, hemos trabajado de forma intermitente desde el 2003. Tatita Márquez, percusionista, se inició en la música a la vez que yo, y es una alegría que la música nos reúna ahora de vuelta. María Noel Abella, directora de orquesta, violonchelo y trombón, ya había colaborado conmigo en mis primeras maquetas del siglo pasado.